martes, 28 de marzo de 2023

Predicadores invitados a nuestro Septenario

En el ejercicio del 75º aniversario de la refundación de la Cofradía, se ha querido invitar a varios predicadores a nuestro septenario. En el tercer día, ayer lunes, se contó con la participación del cura párroco de los Santos Juanes de Xàtiva, D. Raúl Jimenez, que dedicó estas palabras al Tercer Dolor y a nuestra Imagen...


A la conclusión la Sección de Camareras le obsequió con una fotografía de nuestra imagen titular. Hoy ha sido invitado el Abad de la Colegiata, D. José Canet.

viernes, 24 de marzo de 2023

Una oportunidad de conocer mejor nuestra historia

Desde este jueves, 23 de marzo, en la Casa de la Cultura de Xàtiva, en la sala de exposiciones del entresuelo, con acceso desde la calle Montcada, se puede visitar una pequeña exposición conmemorativa del 75 aniversario de la refundación de la Cofradía de Nuestra Señora de los Dolores de Xàtiva, que se celebra este año. Nuestro consiliario, D.Rafael Vaello, dirigió una oración de los presentes como acto inaugural.


La muestra consta de 50 fotografías de la primera refundacional del año 1948, de los años 50-60, de la imagen procesional en los años 70-80, y de la última época de los años 90, tras la caída del campanario de la antigua iglesia de San Agustín, sede tradicional de la Cofradía, y su posterior traslado a la parroquia de Nuestra Señora del Carmen en la parte nueva de la ciudad-, y de principios del siglo XXI con imágenes de las andas nuevas, la banda de tambores, las camareras de la Virgen, los portadores y portadoras, incluso el cupón de la ONCE, referido a la Cofradía, que se vendió en toda España el 29 de marzo, Domingo de Ramos del año 2015. Hoy se ha dispuesto un monitor con imágenes grabadas por quien fuera cofrade, Ricardo Ortega, de las horas después del derrumbamiento del campanario de Sant Agustí y de varias procesiones.

Completan la exposición una introducción histórica, el listado de clavarios entre 1948 y 2023, la vesta oficial de la Cofradía, una muestra de tarjetones de invitación de clavarios de varias épocas y un libro de firmas para recoger las impresiones y recuerdos de los visitantes.



En la inauguración se interpretó la conocida marcha procesional Mater Mea, a cargo de dos violinistas de la orquesta de la Sociedad Musical la Primitiva de Xàtiva, cofrades, Ada Talens y Mar Lluch.

Mañana, a las 19.30h, se iniciará el Septenario que incluirá el acto de admisión de los nuevos cofrades y de bendición del nuevo clavario.

lunes, 27 de febrero de 2023

Y nuestra Imagen Titular regresó a su sede

Música y sentimiento el domingo 26 de febrero en el 75 aniversario en San Agustín.


Amaneció un día espléndido, el domingo 26 de febrero, en Xàtiva. En la antigua iglesia del convento de los agustinos, la imagen titular de Nuestra Señora de los Dolores fue colocada a la izquierda respecto de lo que fue el antiguo altar, en el lugar en el que estuviera por última vez aquella fatídica mañana del 19 de enero de 1990, cuando se derrumbó el campanario de la iglesia y los cofrades que pudieron entrar en el templo, parcialmente arruinado, la llevaron allí desde su capilla para alejarla en lo posible del peligro. Habían pasado 33 años...

La antigua iglesia, actual auditorio del conservatorio municipal "Luis Milán", fue llenándose de público. Asistió el abad de Xàtiva, D. José Canet, la concejala responsable del conservatorio, Reme Sinisterra, el concejal Eduardo Llopis,  y representantes de las cofradías de Xàtiva, junto a la presidenta de la Cofradía de Nuestra Señora de los Dolores, su junta directiva y numerosos cofrades, cofradesas y camareras.

Tras una emotiva introducción, por dos cofrades, que rememoraron bonitos recuerdos vividos, homenajearon a cofrades que ya no están y explicaron la vinculación histórica, tradicional, familiar y sentimental de la Cofradía Dolorosa de Xàtiva con la antigua iglesia de San Agustín, comenzó el concierto.

En el excepcional marco barroco de la antigua iglesia agustina, asistimos a una interpretación magistral de la Orquesta de la Primitiva Setabense, de música romántica (Symphony nº 8. Dvorak), barroca (Oboe concerto in a minor RV461. Antonio Vivaldi) y toda la emotividad de las marchas procesionales "Mektub", "Tosca", "La Madrugá" y la emblemática "Mater Mea", con la imagen de la Virgen presente, que hicieron evocar aquel Viernes Santo, esplendoroso e ilusionado, en 1948, hace 75 años, en el que la imagen reconstruida, tras la destrucción de 1936, volvió a salir a hombros, junto a un nutrido grupo de cofrades con vesta y capirote, y camareras con mantilla negra, para participar, como hizo siempre desde el siglo XVIII, en la procesión general del Santo Entierro de la Semana Santa Setabense.


Finalizado el concierto, se preparó la Virgen para llevarla a hombros a su sede actual en la parroquia de la Virgen del Carmen de Xàtiva. Con solemnidad, los portadores y portadoras, gracias a la colaboración inestimable de integrantes de otras cofradías hermanas, sacaron la imagen de Nuestra Señora de los Dolores por la puerta barroca de la antigua iglesia del convento agustino y, al paso de los tambores de la Cofradía, se fue alejando lentamente, con emoción -quién sabe hasta cuando-, de la que fue su casa, por la calle de Sant Agustí, Sant Doménec y la plaza de la Seo, donde paró en el lugar en el que durante tantos años, desde la refundación, esperara para incorporarse a la procesión general del Viernes Santo.






La imagen acompañada de sus cofrades, cofradesas, camareras y fieles llegó a la parroquia de la Virgen del Carmen donde, con un fuerte aplauso, fue depositada en su capilla, en la iglesia, a la espera de salir, el próximo Viernes Santo, si Dios quiere, a la procesión general del Santo Entierro de la Semana Santa Setabense, como lo viene haciendo desde el siglo XVIII, y desde hace 75 años, tras la refundación de la Cofradía.

Y tras todo ello, cumplido el objetivo, con la bendición y la ayuda de la Virgen, se celebró una agradable comida de confraternidad.

Antonio Martín.



sábado, 25 de febrero de 2023

Emotiva vuelta a San Agustín

Emotiva vuelta a San Agustín. Tras la celebración de una misa en acción de gracias oficiada por el consiliario de la cofradía , D.Rafael Vaello, que se cerró con las palabras de apertura de la conmemoración del 75º aniversario de la refundación de nuestra Cofradía por la cofrade Inma Tormo,  se procedió al traslado de nuestra Imagen Titular a la que fue su sede, el actual auditorio del Conservatorio Municipal "Lluís Milà". Fue acompañada por nuestra banda de tambores, portada a hombros, por portadores y portadoras de nuestra cofradías, pero también de las demás cofradías, hermandades y congregaciones de la ciudad que quisieron acompañarnos, representadas por la Presidenta de la Hermandad, Mª Luisa Pérez, y por su Consiliario, el abad D. José Canet. 







Aquellos que asistieron presenciaron la entrada de nuevo de Imagen Titular en la que fue su sede. Su entrada estuvo acompañado por aplausos de los presentes, aplausos que se repitieron cuando fue dejada por los portadores. Tras cantos en su honor, las palabras del Abad, y del cofrade Joan Bou agradeciendo la asistencia de todos los presentes, la Imagen fue dejada en el que fue su altar desde el siglo XVII y en el que volvió a ubicar hace 75 años, desde 1948 a 1990.




Los actos continuarán este domingo. A las 12h, se ofrecerá un concierto por la Orquestra de la Primitiva Setabense en dicho auditorio. A su finalización será trasladada de nuevo a la iglesia del Carmen. Allí se disfrutará de una comida de hermandad.

Palabras de Inma Tormo en la Misa en Acción de gracias:

"Con la eucaristía que ahora concluimos hemos dado inicio a los actos conmemorativos del 75 aniversario de la refundación de nuestra cofradía de Nuestra Señora de los Dolores.

Madre nuestra : no podíamos celebrar esta efeméride de mejor manera que dándote las gracias por todos los bienes recibidos durante tantos años.

Tú sabes que han sido muchas las mujeres, hombres, jóvenes y niños que con ilusión y alegría, han trabajado incansablemente por conservar y transmitir la devoción a tu advocación de Madre Dolorosa desde los inicios.

Tú sabes que es a ti a quien clamamos y suplicamos cuando sentimos necesidad, y sabemos que eres tú quien nos conforta en esos momentos, tu eres quien nos da fuerza y valor para seguir adelante.

Que no nos cansemos nunca de mirarte y de repetir con devoción: “Te quiero con locura preciosa Madre!, Tú eres el mejor regalo de mi Dios!.”

Madre Dolorosa, acompáñanos siempre en nuestro camino.

Amén".

Una exposición y los actos propios litúrgicos y procesionales cerrarán los actos.


jueves, 16 de febrero de 2023

Se nos ha ido Ximo Tormo


Este miércoles 15 de febrero se produjo el triste fallecimiento de Ximo Tormo, un cofrade de los antiguos de la Dolorosa.
 
Fue portador, clavario y miembro de la Junta Directiva de la Cofradía de Nuestra Señora de los Dolores de Xàtiva. Ximo pertenecía a ese grupo de cofrades que, todavía jóvenes, se echó a la espalda, desde los años 70 del siglo XX, la tarea de dar continuidad a las tradiciones de una cofradía de la Semana Santa Setabense originaria del siglo XVIII y refundada en 1948, hace ahora 75 años. Y se implicó personalmente en la vida de la Cofradía, hasta el punto que toda su familia, su mujer Conchín, camarera de la Virgen, y sus hijos Inma, Ximo y Rosa, cofrades y portadores, hoy continúan con sus familias la tradición de la "Dolorosa".

Recuerdo a Ximo siempre pendiente de la Cofradía, a la que representó bastantes años en la Hermandad de Cofradías de la Semana Santa Setabense, participando activamente en algunas de sus comisiones, como la de las procesiones. Y eso creo que era lo que podría definirlo, la actividad, el empuje y la capacidad para intentar llevar a cabo las cosas. Los días de procesión, haciendo escorzos debajo del anda para preparar el sistema de iluminación, que tantos problemas daba, e intentar que se mantuviera listo las casi tres horas que duraba la procesión del Viernes Santo. 

Creo que no me equivoco al considerar que Ximo era de aquellos a los que llaman puntales de una cofradía, de los que tanto se nota su ausencia, y que lo vamos a echar mucho en falta porque las cofradías, en esta época de crisis de valores y de implicación, andan muy necesitadas de personas como él, que contribuyen con su esfuerzo y proactividad a asegurar esta centenaria tradición y ofrecen garantía de futuro.

Pese a que su estado físico no le permitió, en los últimos tiempos, participar como él hubiera querido, ahí estaba, en cada reunión a la que podía asistir, ofreciendo siempre su opinión y su colaboración desde la experiencia de los muchos años vividos en la Cofradía. La cruel pandemia de la COVID-19 y el año anterior de lluvia le privó, a él y a todos nosotros, de ver a su Mare de Déu Dolorosa procesionar durante tres años, pero pudo ser testigo, el año pasado, y ver de nuevo a la Virgen Dolorosa, de mirada desconsolada con su Hijo muerto en su regazo, por las calles de la ciudad antigua de Xàtiva a hombros de sus penitentes portadores, como él lo hiciera hace muchos años. Y por sus ojos emocionados, mientras miraba a la Virgen, que quiso parar a su altura, -hoy lo recuerdo, quizá mejor que aquel día-, entre la gente que miraba pasar la procesión en la calle Portal de Valencia, vi en silencio, bajo las barras y el verduguillo, y supe, que nunca olvidó el privilegio de aquellos años de portador. Lo saludé, le pidió a mi padre una rosa blanca del arreglo floral del anda y al recibirla la besó y miró hacía la Madre, con una plegaria en silencio que sólo Ella y él conocieron, antes de despedirse.

En pocos días, en el 75 aniversario de la refundación, en cuya preparación aun participó ilusionado, la Virgen podrá volver por unos días a la que fue su casa de siempre, la antigua iglesia de San Agustín, en la que tantas veces Ximo estuvo con ella y de la que ayudó a sacar, por el peligro que corría, aquel fatídico enero de 1990, cuando se derrumbó el campanario. Y no tengo ninguna duda que lo estará viendo, contento y satisfecho, al amparo de la Mater Dolorosísima, junto a tantos cofrades, cofradesas, camareras, agustinos y claretianos, que pusieron cada uno y una su grano de arena y su corazón para que la Cofradía Dolorosa de Xàtiva siga perviviendo, de generación en generación.

Gracias Ximo.

Toni Martin, cofrade portador.

martes, 7 de febrero de 2023

La cofradía de Nuestra Señora de los Dolores celebra el 75º aniversario de su refundación



La cofradía de Nuestra Señora de los Dolores celebra este año el 75º aniversario de su refundación. Por este motivo se ha organizado una serie de actos destinados tanto a sus cofrades como a todos aquellos que quieran asistir, tanto actos religiosos como culturales, contando la colaboración y patrocinio del Ayuntamiento de Xàtiva.

Los actos previstos se iniciarán el viernes 24 de febrero (19.30h), con una misa en su actual sede, la iglesia parroquial del Carmen, en acción de gracias, por los los bienes recibidos desde su refundación y en sufragio de cofrades y camareras difuntos. A su conclusión se trasladará la Imagen Titular, acompañada por la banda de tambores de la cofradía, a la que fue su sede: la antigua iglesia del convento de los agustinos en Xàtiva, actual auditorio del Conservatorio Municipal “Lluñis Milan”

En ese mismo auditorio, el domingo, 26 de febrero, a las 12.00h, con entrada libre, se ofrecerá un concierto de marchas procesionales a cargo de la Orquestra de la Primitiva Setabense bajo la dirección de Quique Montesinos. A su conclusión se iniciará el traslado a su sede. Se invita desde la cofradía a cofrades, fieles y vecinos a participar en ambos traslados y hacer posible que la Imagen sea portada a hombros. Tras el traslado, en la sede, se celebrará una comida de hermandad.

Los siguientes actos se trasladarán a finales del mes de marzo. Así el jueves 23 de marzo, en la Casa de Cultura, se inaugurará una exposición fotográfica retrospectiva de estos últimos 75 años , Se podrá visitar hasta el 1 de abril

Para cofrades y fieles, aprovechando este aniversario, se pretende potenciar la participación en la celebración del Septenario en honor de nuestra imagen (del 25 al 31 de marzo, a las 19.30h). Se abrirá el primer día con una misa solemne.

Se invita de manera especial este año a participar en los actos procesionales como serán el traslado de su imagen de clavarios (31 de marzo) como en la Procesión General del Viernes Santo (7 de abril).

Al mismo tiempo se va a acometer este año la labor de adaptar el anda de procesión de la Imagen Titular, que cumple este año 25 años, y el armazón metálico sobre el que descansa, para hacer más cómoda y segura la tarea de su salida en procesión evitando manipulaciones innecesarias.

 Informaciones útiles

 - El traslado del 24 de febrero seguirá el siguiente itinerario: Acadèmic Maravall, Baixada de Carme, Portal del Lleó, Noguera, Plaça Calixte III, Sant Domènec y Sant Agustí (y en sentido contrario el domingo 26)

 - Los tiquets para la comida de hermandad (arroz al horno, picaeta, bebida, café y dulces) tienen un precio de 10€, y estarán a disposición de aquellas personas interesadas los días 20, 21 y 22 de marzo, de 19.00 a 21.00h, en los bajos de la Parroquia.

 La historia

 


A finales del mes de marzo de 1948 salía desde el número 18 de la calle de Sant Francesc, de la ciudad de Xàtiva, domicilio del clavario y presidente de la refundada Cofradía de Nuestra

Señora de los Dolores de Xàtiva, Juan Momblanch Gordó, su imagen titular reconstruida, con gran acierto por los escultores Román y Salvador de Valencia.

Era la culminación de una ilusión liderada por el padre claretiano José María Lletjós, perteneciente a la comunidad claretiana que se instaló en Xàtiva, en las inmediaciones de la antigua iglesia de San Agustín, al finalizar la guerra, dedicándose a la enseñanza en un colegio y regentando el culto en el templo, junto al entusiasmo de un grupo de jóvenes y de camareras, para devolver a la Semana Santa setabense uno de sus más emblemáticos pasos procesionales, que desde principios del siglo XVIII, en su sede del antiguo convento de los agustinos, su antigua cofradía procesionaba por las calles del casco antiguo de Xàtiva, refundando la Cofradía de Nuestra Señora de los Dolores en el año 1948.

 Tras la brutal destrucción de la imagen el 28 de julio de 1936, se consiguió salvar el rostro y las manos, además del manto, el puñal y el manto barroco junto a otros ropajes. En el año 1947, se encargó a los escultores valencianos Román y Salvador la reconstrucción del grupo escultórico de Esteve Bonet, aproximándose al antiguo en cuanto fuera posible, con ayuda de fotografías y datos, acoplando la cabeza original de la Virgen, mano izquierda, el puñal, la corona, los faroles de plata del anda y algunos de los ropajes originales y manto de la imagen barroca.

 Los actos que se instituyeron fueron los cultos a la imagen titular de la Cofradía, mediante la recuperación del antiguo y solemne Septenario con misa de comunión por la mañana y función religiosa con sermón por la tarde, en los que participaba la cofradía en la iglesia de San

Agustín. El traslado procesional de la imagen continuó celebrándose el Lunes Santo, como antes de la Guerra Civil, con una imagen reducida (imagen de clavarios), a partir del año 1949.

Con la aparición del paso procesional de la Santa Cena, en los años sesenta, este traslado pasó a realizarse el Viernes de Dolor por la noche, como actualmente se celebra.

La etapa más reciente de la cofradía viene marcada por el derrumbamiento del campanario de la antigua iglesia de San Agustín, en el año 1990, que arruinó el templo, y conllevó el traslado de la cofradía y su imagen a la parroquia del Carmen, en la zona nueva de la ciudad.

Con la aprobación de los nuevos estatutos de la cofradía por el Arzobispo de Valencia el 29 de mayo de 1991, figurando como Hermano Mayor, José Lluch y como presidente José Climent, la cofradía inicia una nueva etapa, en la que se incrementa el número de cofrades: se crea la banda de cornetas y tambores; se potencia el Septenario, con gran solemnidad, devoción y afluencia a la iglesia del Carmen; se instaura la elección democrática de clavario por el sistema de bolsa, corriendo la cofradía con los gastos de música y cera; se organiza un Vía Crucis para portadores y cofrades el Viernes Santo a las cinco de la tarde, antes de la procesión general; se financia la realización de una campana para la iglesia, que lleva el nombre de la cofradía, así como otros donativos a la parroquia; y se elabora un ceremonial para el ingreso de nuevos cofrades y elección de clavario, entre otras actuaciones.

En el año 1998, con motivo del cincuentenario de la refundación de la cofradía (1948-1998) se llevaron cabo una serie de actos culturales y religiosos, entre los que destaca un concierto de música coral a cargo del Cor Polifònic de Xàtiva en la iglesia del Carmen y la construcción de un trono-anda nuevo de madera tallada para la imagen, con tres barras, que puede ser llevado por 30 portadores. En el año 1999, se procedió a la renovación, según los estatutos, de la junta directiva, siendo elegida presidenta Mª Carmen Martí Leonardo e iniciándose una nueva etapa con la pretensión de potenciar las actividades de la cofradía.

Desde el año 2000, la Cofradía ha realizado distintas actuaciones para la conservación de su patrimonio histórico-artístico religioso, entre ellas, la incorporación al inventario histórico cultural de la Generalitat Valenciana de elementos antiguos conservados dela imagen original como la corona, el puñal o los faroles del anda, la cesión en depósito del manto original barroco al Museo Municipal de Xàtiva, que fue restaurado con motivo de la exposición en Xàtiva de la Llum de les Imatges y que culminan en el año 2007 con la realización de unas nuevas andas procesionales para su imagen titular, tomando como modelo, gracias a antiguas fotografías, las antiguas andas que llevaba la imagen original del imaginero valenciano José Esteve Bonet de 1795, y en 2008, con la restauración de la imagen titular de Nuestra Señora de los Dolores. Asimismo en el año 2015 la imagen titular de Nuestra Señora de los Dolores de Xàtiva ilustró el cupón de la ONCE para toda España, 29 de marzo, Domingo de Ramos.

La imagen de Nuestra Señora de los Dolores, conocida popularmente como La Dolorosa, es una de las imágenes que mayor devoción ha inspirado y sigue despertando en Xàtiva. Su Cofradía, que actualmente integra a unos 300 cofrades, tiene una raigambre histórica importante en la Semana Santa Setabense, que harían difícilmente entendible esta celebración religiosa sin la presencia del bello rostro de la Madre, al que Esteve Bonet supo infundir todo el dolor y el desconsuelo de un corazón atravesado por el puñal de la incomprensible pérdida del Hijo.

El magnífico rostro original de la Virgen Dolorosa, pieza destacada de la imagen del genial imaginero valenciano barroco Esteve Bonet, de 1795, sigue sobrecogiendo el alma en el grupo escultórico actual y anima a esta Cofradía que sigue cumpliendo según sus estatutos, la tradición de procesionar la imagen de la Virgen con su Hijo muerto en brazos al pie de la Cruz, en la procesión general del Viernes Santo de la Semana Santa Setabense.

viernes, 29 de abril de 2022

Hoy, asamblea ordinaria y extraordinaria

Estimado/a Cofrade:

Por la presente quedas convocado/a a la Asamblea General Ordinaria que se celebrará el próximo 29 de abril, viernes, las 20.15 horas en primera convocatoria y a las 20.30 horas en segunda, en nuestra sede, de acuerdo con el siguiente orden del día:

1.Lectura y aprobación, si procede, del acta de la sesión anterior
2.Informe de altas y bajas.
3.Informe del tesorero. Dación de Cuentas. Presentación y aprobación, si procede, del presupuesto.
4.Informe sección camareras
5.Informe sección banda de tambores
6.Informe sección portadores
7.Ruegos y Preguntas.

A continuación se celebrará Asamblea General Extraordinaria con el único punto en el orden del día de la elección de los cargos de secretario/a, tesorero/a y presidente/a.

Esperando contar con su asistencia recibe un cordial saludo.

Mª del Carmen Martí
Presidenta

domingo, 17 de abril de 2022

Volvió a procesionar la Virgen Dolorosa


Este Viernes Santo de 2022 volvió a procesionar Nuestra de los Dolores de Xàtiva, imagen titular de su antigua Cofradía, por las calles y plazas de "volta" del casco antiguo de la histórica ciudad, en la procesión general del Santo Entierro de la Semana Santa Setabense.
Volvió a salir la Virgen Dolorosa a hombros, por la voluntad y la fe de sus penitentes, portadores y portadoras, como lo viene haciendo desde el siglo XVIII.


Volvieron a levantarse y persignarse en respetuoso silencio, solo roto por el solemne y devoto repique y tronar de los tambores de la Cofradía, las gentes al paso del Hijo muerto en el regazo de la Madre con lágrimas esculpidas por el genio barroco de Esteve Bonet y el corazón atravesado por un puñal de Dolor.


Volvieron las lágrimas anónimas guardadas tres años, de lluvia, y de cruel pandemia, soledad y sufrimiento, que de nuevo resbalaron por el rostro de aquellos y aquellas que, como escribió aquel primer clavario, habían pedido a la Madre la última vez, desde un viejo balcón, al menos, poder verla un año más.

 Y la Virgen los dejó verla...un año más.

Toni Martín



domingo, 27 de marzo de 2022

Invitación de nuestro Consiliario a participar en nuestra Semana Santa


(Foto: José Luis Borredá)

Estimado/a Cofrade:

Después de dos años de silencio sin celebrar la Semana Santa por la pandemia, de nuevo la Virgen, en su advocación de los Dolores, nos invita a meditar en nuestro septenario los dolores que Ella Misma sufrió, y a venerarla por las calles de nuestra Ciudad.

Desde estas líneas animo a todos/as los/as cofrades a realizar con devoción y dignidad los acto propios de Semana Santa con la caridad y testimonio del estilo de vida de un cristiano.

Espero que al poder de nuevo celebrar la Semana Santa nuestra cofradía renueve su identidad de lo que supone ser cofrade, por eso pido que en las celebraciones de esta año la Virgen nos ayuda a vivir más cerca a Jesucristo y así conocer mejor su Pasión, Muerte y Resurrección.

Os saluda y bendice vuestro consiliario.

D.Rafael Vaello Cambra
Párroco de Nuestra Señora del Carmen de Xàtiva

lunes, 21 de febrero de 2022

Empezamos a preparar la Semana Santa de 2022!!!


La evolución de la pandemia y las decisiones relacionadas con ellas nos permitirán, salvo imprevistos, celebrar este año la Semana Santa Setabense con casi todos los actos tradicionales.

Este pasado jueves se reunió de nuevo de manera presencial la Junta Directiva de esta Cofradía junto a los/as cofrades que quisieron asistir. En esta reunión se acordó el calendario de reuniones y actos previstos y para los que se pide la mayor asistencia posible.

Así, las citas más importantes confirmadas son:

  • 4 de marzo. Inicio de los ensayos de nuestra sección de "tamborers"
  • 11 de marzo. 20.00h, Nos reuniremos en la sede para ensobrar el tarjetón del clavario, Emilio Prats, el programa de actos, las notas informativas, la carta de nuestro Consiliario y las notas informativas.
  • Del 2 al 8 de abril, Septenario en honor de nuestra Virgen Dolorosa.
  • 8 de abril. Traslado de nuestra imagen de clavarios.
  • 29 de abril. 19.30, en primera convocatoria, 2000, en segunda,: Asamblea Ordinaria y a continuación Asamblea Extraordinario con la elección de cargos de Presidente/a, Tesorero/a y Secretario/a.
Dado que se va proceder a pintar la capilla donde se ubica nuestra Imagen Titular, tan pronto se notifique el inicio de los trabajos se procederá a cursar aviso para acudir a nuestra sede a trasladarla junto al Altar, en su ubicación tradicional durante el Septenario.

El Consiliario nos recordó que es importante la asistencia, también, a los actos litúrgicos, de manera especial a nuestro Septenario.

Ya que en los últimos dos ejercicios no se ha podido celebrar nuestro Septenario y por lo tanto no se ha oficiado ni la misa por los/as cofrades difuntos/as ni el acto de bienvenida de nuevos/as cofrades se pide a los/as miembros de esta Cofradía que se confirmen las altas que hayan podido comunicar ya o nuevas, y también que se notifiquen aquellas defunciones que hayan tenido conocimiento desde su última celebración. Puede hacerlo por correo a fblluch@gmail.com o mediante WhatsApp al telefóno 677 60 60 88 (Félix).

Los elementos propios de la Cofradía están a la venta en la Papelería TyL de la calle Abú Masaifa, así como el llavero con nuestra Imagen, el Pin o la pulsera de tela con nuestro símbolo.

Nos vemos pronto!!!

lunes, 14 de junio de 2021

En recuerdo de Anabel Martínez Ibáñez, por Toni Martin

Anabel y su Virgen Dolorosa

Llovía sobre Xàtiva cuando supe que te habías ido al Cielo. No es habitual esta lluvia en junio cuando el calor ya comienza en serio, pero ese día un manto de nubes lloraba de tristeza sobre la ciudad que amabas. Me viene a la mente, y también al corazón, tu imagen vestida de vesta, hace ya tantos años, poco antes de que decidieras marcharte a miles de kilómetros, al norte, para curar y ayudar, poniendo en práctica lo que aquí tan bien habías aprendido.


El tiempo fue pasando, tu familia creció, pero nunca te olvidaste de tu Virgen Dolorosa. Querías saber de ella, y estoy seguro que cada Viernes de Dolor, cada Viernes Santo recordabas la procesión en Xàtiva, y la contarías, como se cuenta un cuento, una costumbre o una bonita leyenda, a tus hijas pequeñas antes de ir dormir, agradablemente tapadas, en las todavía frías noches de Suecia en marzo o abril, haciéndolas evocar, por unos minutos, la incipiente Primavera setabense.

Puede que algún año coincidieras, en alguno de tus viajes a casa, con el día de la procesión de la Dolorosa, puede que te vistieras, o la vieras pasar con un atisbo de lágrimas en los ojos, pero contenta de verla. Me cuesta recordarlo. Pero de lo que estoy seguro es de que nunca la olvidaste y seguías con interés, hasta hace bien poco, las noticias y las pocas crónicas de este humilde blog de tu cofradía –incluso, como me dijo tu hermana, las de la no procesión por efecto de esta maldita pandemia, contra la que luchaste valiente como profesional que eres, en primera línea, por todos-. 

Y en este blog quiero dejar hoy tu recuerdo, para que con ayuda de la magia de las nuevas tecnologías llegue a miles de kilómetros. Tantos o más que a los que tú te encontrabas, aunque tu corazón,- también traspasado por una espada de dolor- estuviera siempre en la bonita Xàtiva de tu infancia, de tu juventud y de tu querida Virgen.

No tengo ninguna duda que estás al lado de la Virgen, que te ha recibido amorosa como una de sus queridas hijas dolorosas y por ello te pido que cuides de todos y todas desde su amor e intercedas ante ella por nosotros. Gracias por tu ejemplo. Ya siempre estarás, a nuestro lado, cada Viernes de Dolor y cada Viernes Santo, acompañando a la Madre y a sus voluntariosos penitentes. Las palabras y los sentimientos hoy no tienen fronteras, ya no conocen de distancias y, como allí he leído y coincido: “Vackra fina vän, jag kommer alltid att minas dig!”-.

Toni Martin, cofrade.

viernes, 2 de abril de 2021

Tres años sin procesión de Viernes Santo (por Antonio Martín)

Viernes Santo de 2021. Hoy tampoco habrá procesión de Viernes Santo en Xàtiva. Tres años ya sin que las imágenes y pasos de las cofradías, hermandades y congregaciones de la Semana Santa Setabense salgan a las calles y plazas del corazón histórico de la ciudad, como llevan haciendo desde hace siglos, rememorando y enseñando al pueblo los misterios de la Pasión.


 Nuestra Señora de los Dolores no saldrá hoy. El sentimiento es de impotencia, y de desasosiego. Tal vez hoy, como el año pasado, resulta más duro admitir, muchos días y horas antes de la procesión, que no saldremos. En el año 2019 tampoco pudo ser, pero la incertidumbre de la lluvia dejó un resquicio a la esperanza hasta el último momento. Hoy no. La cruel pandemia que nos azota, desde hace ya meses no ha dejado lugar a la esperanza.

La memoria es a veces frágil. De los recuerdos que conservo cuando la imagen todavía estaba en su sede original, en la antigua iglesia del que fuera convento de los agustinos, no tengo constancia de ninguna suspensión de la procesión por causa de la lluvia. Ya en la iglesia parroquial de la Virgen del Carmen sí recuerdo varias, todas ellas frustrantes para los portadores de la Virgen Dolorosa. Probablemente haya que remontarse a los años previos a la Guerra Civil Española para encontrar un precedente de suspensión por tantos años seguidos de la processó llarga del Divendres Sant en Xàtiva. Nuestra Señora de los Dolores puede que saliera por última vez en 1934. Luego la disgregación de la cofradía, la destrucción de la imagen, el olvido de las pocas antiguas vestas negras barrocas que quedaban,… hasta la refundación en el año 1948.

Pero, hoy, todo eso es historia en los papeles. En este otro triste Viernes Santo, la pena encoge el corazón, traspasado por las siete espadas de dolor, por no poder sacar a la Madre, un año más, por las calles de Xàtiva. Los pensamientos de los cofrades y portadores, que siempre han vivido este día de un modo especial, traicionan a la razón y quisieran entrar en la iglesia y sacar a hombros a la Dolorosa en su Viernes Santo.

Como no volver a sentir ese nerviosismo previo, en los preliminares de la salida hacia la Seu, ya fuera bajo las bóvedas barrocas de San Agustín o la moderna nave de la iglesia del Carmen. Todos los trabajos con la vesta puesta para poner en orden las andas con la Mare de Déu, empujándola hasta la calle. Cada portador y portadora en las barras, atentos a las indicaciones. Los dos golpes, de matraca, o en el anda: atención y levantada al unísono del pesado trono de la Madre Dolorosa, refulgiendo al sol de marzo o abril y ondeando suavemente la toalla de la cruz a la naciente brisa de la primavera con aroma de azahar. Al paso, la madera de las barras y el anda gimiendo en armonía, cabeceando las flores, cimbreando la cruz, vibrando el cristal de los faroles…la Virgen procesionando.

Duele este Viernes Santo. Por nosotros y por los que ya no estarán con nosotros el próximo Viernes Santo, pero estarán ya siempre con la Virgen.

Y a pesar de todo, Ella nos seguirá llamando para dar cumplimiento a este rito secular, a esta oración particular de penitencia, a ponernos nuestra vesta de túnica blanca y capa negra, con el rojo corazón traspasado y rodeado de la corona de espinas, a cubrir el rostro y a no esconder el hombro, comprometidos con una fe y con una tradición que recibimos de nuestros padres y abuelos, y que deberemos entregar a los que nos sucedan. Y así, cada Viernes Santo, hasta que la Madre Dolorosa nos acompañe, al dejar las barras, y nos guie a otro lugar, en la procesión o en la vida, para seguir ayudando a que se cumpla la voluntad de su Hijo.

viernes, 26 de marzo de 2021

Viernes de Dolores (por Antonio Martín)

Viernes de dolor, de espadas que atraviesan el corazón de tantas familias que sufren, por distintos motivos, en esta pandemia de la COVID-19 que parece que nunca acabará. Dolor por los seres queridos que ya no están –algunos cofrades-. El dolor de la Madre Dolorosa, con su Hijo Muerto a los pies de la Cruz reflejado en su rostro, y en su corazón, como en el rostro y en el corazón de tantos y tantas que lo han pasado mal, que lo están pasando mal…

Viernes de Dolores… en el que las calles y plazas de Xàtiva, a la hora de la procesión de la imagen de clavarios de Nuestra Señora de los Dolores, permanecen mudas, en silencio, vacías por un toque de queda, que sustituye a un toque de cornetas y tambores, los tambores de su antigua Cofradía, que rompían la oscuridad al paso cadencioso de la Virgen, acompañándola en su dolor…Dolor e incertidumbre que aún hoy se percibe, desde las ventanas y balcones de la casas, cuando el sonido de una ambulancia rasga esta noche de luna, como se rasgó el velo del templo aquel Viernes de Pasión.


 Repaso crónicas antiguas ya amarillentas, y otras en internet que quedarán tal vez para siempre, a la espera que alguien pulse en el ordenador, el móvil, la tablet o cualquier otro dispositivo la tecla correcta…“Hoy es nuestro día” rezaban…

Y quiero evocar, en este otro año raro y ausente, de otra manera, este Viernes de Dolores en Xàtiva…

El último día del Solemne Septenario, el sorteo del nuevo clavario, la enhorabuena, la alegría y el comienzo de la larga espera del cofrade o cofradesa elegida.

Los preparativos del anda, la Virgen, las flores. La siempre callada y apenada despedida del clavario saliente. La Madre se va de su casa... Emoción, ansiedad y nerviosismo. Ha llegado la Semana Santa, un año más. Ponerse la vesta: túnica blanca, cíngulo azul, capa negra, la medalla de la Virgen. Con pajarita y guantes blancos –Cristo todavía no ha muerto por nosotros en el calendario-.

Avanza la noche, los reencuentros de cofrades, los de cerca, los de lejos. El reparto de los cirios, con la devoción en las miradas de los particulares que no faltan a la cita en otro Viernes de Dolores de la Semana Santa Setabense y que formarán larga hilera, como siempre. Revoloteo de vestas jóvenes alrededor de la imagen montada con sus barras forradas. Expresiones tímidas, acompañadas: “¿se puede llevar?, otras decididas: “La quiero llevar”

Hay ya prisa. La cruz de guía inicia, los tambores rompen, las varas con el escudo de la cofradía recorren la procesión, de delante hacía atrás, de atrás hacia delante y vuelta a empezar. Organizan, con la capa levantada por una suave brisa nocturna de esta naciente primavera, que trae el aroma de azahar de no muy lejanos campos de naranjos. Mandan parar, avanzar, la imagen, al fondo, no debe quedar sola.

La pequeña anda recorre las calles y plazas de Xàtiva como desde hace tantos siglos, primero fue en la tarde noche del Domingo de Ramos, luego en la noche del Lunes Santo, finalmente en el Viernes de Dolores.

Cofradesas jóvenes que preguntan “¿así, bien? “Pesa un poco”. Voces veteranas que acompañan, que contestan: “La imagen va bien, tranquilas. Poco a poco. No hay prisa. Llevamos a la Madre.” Miradas cómplices entre los nuevos portadores. Por fin se cumplió el sueño. El impaciente sueño que parecía que no llegaría cuando ya no tan niñas y niños veían desde la fila avanzar a lo lejos la imagen de la Virgen: “Yo quiero llevar a la Virgen”.

Detrás las abnegadas camareras. Miran, cuidan, quieren, se desvelan por su Virgen. Duelen ya los pies, pero que importa. La Presidencia, cabeza visible de una representación, esfuerzo y dedicación necesarios, nunca suficientemente reconocidos, para que la tradición de siglos no se pierda. El consiliario, la Hermandad… y la música. La música de la banda de la Vella, fiel a su cita. Con marchas procesionales que marcan el paso de la pequeña Dolorosa setabense y que se echarán de menos el Viernes Santo. Emocionan y llegan al alma, dando forma a una bonita oración escrita en sus partituras.

Ya llega la Virgen Dolorosa a la casa del clavario, sus tambores redoblan, le rinden homenaje, lo justo para dejar escuchar los últimos sones del Mater Mea que sobrevuelan el mecido emocionado de la Madre, por sus portadoras. El público llena la calle y aguarda, en silencio. Tal vez la saeta emocionada de la mujer, que hizo una secreta promesa, encoge el alma y el corazón de los presentes. Y entre ellos, la mirada emocionada de la anciana, que se pone en pie, que se santigua al paso del Señor, y aparta el andador sostenida por el brazo de su cuidadora. Da gracias a la Virgen porque la vacunaron y puede estar hoy aquí, como siempre. “La Mare de Déu s’apiade de mosatros” reza. En su cabeza, como todos los años, su marido, que faltó hace ya demasiados años, portador en aquellos primeros años ilusionantes de la refundación de la Cofradía. Hoy su nieta, con su vesta, la mira desde la barra trasera de la imagen, mientras empuja el hombro con fuerza, mientras una lágrima se resiste a caer en su mejilla emocionada...La mujer encuentra su mirada…y sonríe: “La xiqueta…”.Mater Mea, Viernes de Dolores….¿Volveremos?

miércoles, 17 de marzo de 2021

Desde este sábado, septenario en honor de Nuestra Señora de los Dolores



Desde este sábado, 20 de marzo, se celebrará en la Iglesia del Carmen a las 19.30h el septenario en honor de Nuestra Señora de los Dolores. No habrá ni acto de admisión de cofrades ni intenciones de la Cofradía por cofrades difuntos en los dos últimos ejercicios (se recuperarán en el próximo). El Viernes de Dolor sí que habrá una intención por todos los/as cofrades difuntos. Esperamos la asistencia a este único acto propio de la Cofradía.

Informar que se ha encargado lonas para los balcones con nuestra Imagen. Se deben encargar al cofrade Ximo Tormo.

lunes, 15 de marzo de 2021

Ricardo Ortega, pasión de portador de la Dolorosa

Cada portador y cada portadora, con su presencia cada Viernes de Dolores y cada Viernes Santo, con el esfuerzo de sus hombros bajo las barras, y su devoción protectora, pendiente en todo momento de la imagen de la Virgen Dolorosa, forma parte para siempre de la antigua historia de esta Cofradía de la Semana Santa Setabense. Un día marchará y dejará un triste hueco en la barra, que cubrirá otro joven portador o portadora que escuchará con atención y respeto el recuerdo de los que ya se fueron.

Conmocionado todavía por la ausencia de Ricardo Ortega, a mi mente, desde mi corazón, acuden muchos y gratos recuerdos. Aunque lo conocí siendo yo todavía un niño por vínculos familiares, mis recuerdos siempre lo asocian a la cofradía de Nuestra Señora de los Dolores, junto a mi padre, también portador, de quien además fue años vecino en la calle de San Francisco, carrer de volta de la procesión del Santo Entierro.


(Ricardo Ortega, en la izquierda, como cabeza de barra) 

Pasaba ya de los quince años cuando, tras varios intentos y tramos de procesión en los que mi padre me dejaba por unos momentos, que se me hacían siempre tan cortos, su sitio en la barra, accedí a la barra en aquella vieja iglesia de San Agustín, sede secular de nuestra cofradía.

Recuerdo a Ricardo supervisando aquellas ansiadas almohadillas azules, repasando las barras, y dirigiéndose a mí para preguntarme si aguantaría, y que no cabía abandonar la barra…aquel repetido “el que la saca, tiene que entrarla”. Cogido a la barra escuchaba su austero “Señores portadores…” que retumbaba en la bóveda barroca de la nave central de la iglesia de los agustinos minutos antes de enfilar la salida hacia la Seu para la procesión general.

Aún me parece verlo acercándose desde las barras delanteras hasta las traseras, en la antigua plaza del Cid, para solicitar, antes de reiniciar la marcha, aquel “paso calle Montcada”. Luego la Madre, caminando en silencio, mirando al cielo de la negra noche, con el Hijo muerto en brazos, solemne, mecida con cariño. La sombra de la Cruz se iba difuminando en las fachadas de los nobles palacios, la toalla acariciada por la brisa de la naciente primavera, la emoción y la oración contenida…y luego el sufrimiento, pasada la plaza de la Bassa, aguantando como se podía, Ricardo el primero, la barra clavada en el hombro…

Y así fueron pasaron los años y los portadores, algunos se fueron, otros y otras llegaron, algunas circunstancias cambiaron, la Virgen siguió saliendo a hombros.

Ricardo. Siempre pensaste en volver tras aquel susto importante en tu salud, y poco a poco volviste. Fue difícil, costoso, no era como antes, pero ahí estuviste. Y en los últimos tiempos, cuando algún año no viniste, siempre alguien en la barra preguntó por ti: ¿Dónde está Ricardo?, ¿Por qué no ha venido? En todos estos años, siempre alguien traía a colación: ¿Os acordáis cuando Ricardo…? “Si Ricardo estuviera aquí….”

Este año que te has ido se cumplirán tres años en los que la Virgen Dolorosa no sale por las calles del corazón histórico de Xàtiva, ese que tantas veces grabaste con tu cámara también al hombro. Hacía algunos más que no la portabas y, en enero del año pasado, antes de que esta cruel pandemia nos quitara tantas cosas, hablamos, treinta años después de que lo hiciéramos en San Agustín a la inversa, de que querías llevar un ratito la imagen ese Viernes Santo.

Este viernes Nuestro Señor, al que también portaste durante tantos Viernes Santos en brazos de su Madre al pie de la Cruz te llamó y seguro que Nuestra Señora de los Dolores te ha acogido en su seno para formar parte de ese grupo de voluntariosos portadores que con tanta pasión como lo hizo en su vida, la continuará portando durante toda la Eternidad. Desde allí, te pido que le ruegues a Ella por nosotros. Desde aquí, mi sincero agradecimiento y mi recuerdo permanente.

Antonio Martín, portador.